domingo, 14 de abril de 2013

Cuba, La Habana en fotos (4)


Un monstruo que devora almas y cuerpos, así la he catalogado siempre, porque los que llegamos de provincias, de pueblos pequeños, caemos en un estrés inmediatamente que llegamos a La Habana, que, como capital, tiene la vida a la velocidad de la luz, esa luz que la acompaña los 365 días del año, a pesar de sus amplios portales, de sus parques con la sombra de frondosos árboles.

Los hay que la prefieren, la disfrutan y viven al máximo, ya sean residentes en la Punta de Maisí, o el Cabo de San Antonio, son esos seres que pueden dormir y descansar con la bulla las 24 horas.
En mi caso, vine a trabajar, a realizarme profesionalmente y trato de ver solo las bellezas de ella, su gente, su arquitectura, su naturaleza, sus días y noches interminables para abrazarnos a pesar de todo, y de todos.
Es La Habana, la que trato de mostrar en estas imágenes para el placer visual de quien vive, como yo, sin límites.