jueves, 22 de agosto de 2013

Maracaibo oriental, su última entrevista



   El verano Dos mil trece en La onda de la alegría ha traído a sus fieles seguidores, una sección que lamentablemente termina con la etapa vacacional.

   Bien pudiera analizarse por la Sub Dirección de Musicales la posibilidad de mantenerla fija o crear un programa con la misma, como bien lo ha sugerido su creadora, la escritora y directora Rosa Más Calaña.

   Evocaciones de Progreso se llama y está insertada dentro del popular espacio matinal de los domingos, Discoteca del ayer.

   Me ha tocado como locutor la alta responsabilidad y el placer profesional de hurgar en los archivos sonoros de Radio Progreso y dedicarle a los fieles oyentes emisiones, por ejemplo, al estelar Nocturno, regalando las voces de Juan Ramón González Ramos, Pastor Felipe y Julio Alberto Casanova.

   A Los Aragoneses, Tríos en la noche, en fin, rescatando de los archivos sonoros no solo programas que ya no están en la parrilla de la emisora, sino también voces de locutores que ya tampoco nos acompañan en vida, pero sí en los buenos recuerdos.

  Cientos de oyentes nos llaman cada mañana para hacernos llegar su sentir por la popular sección, incluso lloran y nos cuentan anécdotas vinculadas al tema que tratamos en las Evocaciones de Progreso.  

   Esta semana, el pasado domingo 18 de agosto, salió al aire una conversación que a mi criterio se convierte en histórica por la transcendencia que cobra al desaparecer físicamente la personalidad que nos concedió gentilmente la entrevista.

   José Artemio Castañeda Hechevarría, más conocido como Maracaibo oriental, falleció con 84 años de edad, al siguiente día de habernos regalado sus palabras para La emisora de la familia cubana.

   Autor del pegajoso y popular tema con el que le bautizara nuestro Bárbaro del Ritmo, Benny Moré, Maracaibo nos quiso hablar sobre el Benny el pasado domingo, a quien estuvo dedicado las Evocaciones.

   El famoso compositor y trecero se encontraba, lamentablemente enfermo, y he decidido, por respeto, no transcribir la valiosa entrevista concedida en vivo a través de la línea telefónica, ya que en ocasiones no logra terminar las ideas para la respuesta a las preguntas que le hicimos.

    Su cuerpo fue cremado, pero su legado musical quedará eternamente en el recuerdo de todos.