miércoles, 25 de septiembre de 2013

El valor de un regalo




Artículo publicado por Evelio Medina Rodríguez en el periódico Victoria de la Isla de la Juventud, a propósito del día del amor y la amistad.
  Lea y analice con detenimiento la belleza de su criterio, donde la da a una foto su real valor en la vida de los seres humanos 

No se ve bien sino con el corazón. 
Lo esencial es invisible para los ojos. 

Antoine de Saint-Exupéry
  
   El próximo jueves será el día del amor, y muchos aún se preguntan qué regalo comprarle a la pareja o al fiel amigo o amiga.
   Difícil elección en los tiempos que corren. ¿Acaso el amor tiene precio?
   Pobre de alma será aquel que piense en el interés material, ese nunca conocerá el placer de recibir como regalo una flor, una postal o un libro.
   Quienes creemos en los valores espirituales humanos solo necesitamos de quienes amamos: comprensión, fidelidad, una mirada, un beso.
   No aspiramos a recibir más de lo que podemos dar, y si tenemos la posibilidad de tener más que los que nos rodean, seamos sencillos a la hora de escoger, hermoso es un gesto de humildad, tal vez una invitación a comer en familia, ir al cine, compartir entre amigos…
   Te sugiero una opción, una foto. ¿Sabe usted el valor testimonial de una instantánea?, no son eternas, pero varias generaciones podrán verlas y en ellas vivir momentos de agradables recuerdos.
   En la que acompaña este trabajo el más pequeño de la casa quiso dejar plasmado en el papel el amor que todavía comparten sus bisabuelos.
   ¿No es un sencillo pero a la vez valioso regalo donde se eterniza el amor en una imagen? No lo piense más, decídase por manifestar ese día sus sentimientos de cariño, con algo que no sea efímero, algo que perdure en la mente y no se esfume como el aroma de un perfume; con el decursar del tiempo usted me dará la razón.