sábado, 1 de febrero de 2014

En ETECSA, el usuario, bajo el sol y la lluvia


   Cualquier empresa que se respete debe de cumplir con el precepto de que el usuario es su razón de ser y por y para él debe de trabajar, con calidad, buen trato y buscando siempre las soluciones a los problemas que puedan afectar su imagen ante el pueblo.
   En Cuba hay empresas que reciben a miles de clientes a diario y estoy convencido que de todas ellas la que presta más servicios es la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA), y es a mi criterio la más abarcadora y por ello la que recibe mayor recaudación  monetaria ya sea en CUP o CUC.
   Analice usted los servicios de la “poderosa” entidad encargada de las comunicaciones nacionales y al extranjero, ya sea vía de la telefonía fija, pública, móvil o celular, conectividad a Internet, entre otros.
   Las quejas por maltrato, falta de eficiencia y organización, se conocen en ocasiones en la prensa nacional, descartando a los cientos de usuarios que no acuden a los medios de comunicación masiva para hacer valer sus derechos, ya que al hacerlo por las vías de protección al cliente, se enredan en la telaraña del burocratismo y las justificaciones.
   En este reportaje vea usted las fotos, protagonistas de este blog, donde ETECSA deja mucho que desear de su imagen.
   Les cuento. 
   En el municipio Boyeros de La Habana hay un poblado que es puente entre la capital del país y la joven provincia de Mayabeque, una zona con gran densidad poblacional flotante que lo convierte en un ir y venir las 24 horas de miles de habitantes entre las dos provincias.
    Santiago de Las Vegas, limítrofe con Bejucal, mantiene su Terminal de Ómnibus y sus calles llenas de personas que requieren de una infraestructura necesaria para que puedan recibir las atenciones de toda índole.
    Es ahí donde la empresa de comunicaciones cubana me ha dejado ese malestar como cliente e imagino a cientos más que a diario llegan a sus oficinas en la populosa zona.
   Necesitaba comprar un bono para recargar la tarjeta Propia y bajo una pertinaz lluvia llego a la puerta del local.     
   Al querer entrar, el Agente de Seguridad me detiene y me dice, con buen trato, que está establecido que se atiendan solo dos clientes dentro del mismo. 
   Al reclamarle que si me quedaba afuera, en plena acera y sin un techo cerca para guarecerme, me mojaría, este me repitió que era lo que le estaba orientado.
   Le pregunté que si habían tramitado las quejas de los usuarios que a diario tienen no solo que mojarse, sino soportar el abrazador sol, me contestó que ya había salido el planteamiento por la prensa escrita, radial y televisiva, y que la solución estaba en la reconstrucción de un local a solo una cuadra, el cual perteneció a ETECSA, y que hoy está en ruinas.
   Con poco más de dos años radicando en la capital del país, recuerdo que desde entonces veo esas ruinas en una céntrica esquina de Santiago de Las Vegas frente a uno de sus parques y en el local donde hoy radican las oficinas de atención a la población, había un local que servía de salón de espera con asientos donde sentarse, aunque no climatizado, por lo menos contaba con techo y la cola se mantenía protegida de la inclemencia del tiempo.
   Hace varios meses ese local destinado a mejorar la atención a los usuarios fue convertido en una oficina y la mayor parte del tiempo se mantiene cerrado.
    Sobran los comentarios ya que no hay justificación alguna para que una empresa con tantos recursos como ETECSA no destine un pequeño local de su sede en el concurrido poblado capitalino para dar un buen servicio.
   Desconozco el tiempo que lleva en ruinas el local que perteneciera a la empresa que nos mantiene En línea con el mundo, y no imagino tampoco para cuándo se acometerá la reconstrucción de ella.
   Mientras tanto, el cliente merece mejores condiciones a la hora de ser atendido, sin necesidad de hacer largas colas en plena acera.
   Pero lo mismo ocurre en la sede nacional de los Tele puntos radicada en Águila y Dragones de La Habana, a la entrada del populoso barrio chino, donde hace un tiempo atrás también éramos atendidos dentro de su amplia instalación y posteriormente decidieron tirar a los clientes a la calle.
    Largas e interminables colas se ven a diario en la estrecha acera en el lateral de ese bello edificio de La Habana Vieja, y con el peligro de la céntrica y transitada calle.
   El polémico caso ha sido publicado en la prensa capitalina sin darle una solución al problema. ¿Por qué esta drástica decisión de la directiva nacional de ETECSA?   
   Sin dudas, es otra de las asignaturas pendientes del cubano, la de atender a los demás como mismo quisiera que nos atendiesen a nosotros.           

   Vistas de lo que fuera el local de ETECSA en Santiago de Las Vegas, convertido hoy en ruinas

   En las fotos vean que bajo sol y lluvia los clientes de ETECSA deben de hacer largas colas en Santiago de las Vegas para recibir los servicios

   En la foto la puerta del local que servía de salón de espera para la atención a los clientes que necesitan los servicios de ETECSA en el poblado de Santiago de Las Vegas en La Habana, ¿Por qué lo cerraron?

Abajo en las fotos Tele Punto Nacional de ETECSA en el histórico edificio de La Habana Vieja donde a diario hacen esperar a miles de usuarios en plena acera, bajo el sol y la lluvia  

Años atrás, por esta puerta eran atendidos los clientes dentro del espacioso local de ETESCA

COLETILLA
   Pocos días después de publicar en este blog el artículo crítico a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA), titulado En ETECSA, el usuario, bajo el sol y la lluvia, paso  por Águila y Dragones y cuál no sería mi sorpresa al comprobar que había desaparecido la larga cola que se hacía en el lateral del emblemático edificio de La Habana, histórico por demás.
   Me dirijo al portón que daba entrada a las oficinas de atención a la población y se en un papel: AVISO DE PELIGRO ¡No circular por la acera! DESPRENDIMIENTO DE REPELLO DE LA PARED y en otro reza: AVISO ETECSA informa a todos sus usuarios que hasta nuevo aviso, la entrada al Telepunto de Águila se realizará por la puerta ubicada en Dragones. LES OFRECEMOS DISCULPAS POR LAS MOLESTIAS QUE ESTA MEDIDA PUEDA OCASIONARLE.
    Irónica y hasta risible me resultó la “improvisada” medida de los directivos de ETECSA ya que todos conocemos hace tiempo el peligro de desprendimiento de la pared de esa edificación, además la medida, como dicen ellos, lejos de ocasionar molestias a la población, ha sido la “milagrosa” solución a la agobiante espera en la acera, con las consabidas molestias del sol, la lluvia y el peligro del constante transporte que existe en esa populosa calle Águila.  
   Entré al amplio local y vi dentro del mismo una organizada cola para acceder a los servicios demandados, ahora bajo techo, como recuerdo era años atrás cuando venía de visita a la capital.
    Imagino aquel papel solo fue una justificación para darle mejor atención a los miles de usuarios de ETECSA y no creo que sea “hasta nuevo aviso” y no permitan que continúen bajo el sol y la lluvia.
   El artículo en cuestión abarrotó mi correo personal carapachibey@gmail.com de mensajes no solo de nuestro país sino también con el criterio a favor del mismo desde otras regiones del mundo.
    Ningún mensaje fue de un directivo o trabajador de la popular y demandada empresa estatal cubana.
    No es mi interés en este blog la polémica o crítica, el mismo nació como homenaje a un artista del lente y como la fotografía es la protagonista, bien merece en ocasiones un comentario que justifique las mismas.
    El agradecimiento a los fieles seguidores de Carapachibey, donde La altura marca la diferencia.