sábado, 30 de agosto de 2014

Carapachibey en Santiago de Cuba (3)

   Si otras ciudades cubanas me han cautivado por su extraordinaria belleza arquitectónica o por su gente en mi Cuba, como ejemplo la Villa fundada por los franceses en este hermoso archipiélago, la Perla del Sur, Cienfuegos, sin dudas Santiago de Cuba me ha dejado un sabor a nostalgia y es que nunca imaginé que esa tierra oriental tuviera el encanto que mostró ante este visitante.
   Una ciudad extremadamente limpia, elegante, acogedora, con aires de capital, con personas que en su caminar nos regalan una manera diferente, una provincia que guarda secretos por descubrir aún y que nos obliga a visitarla una y otra vez para no caer en la añoranza.
   A ella regresaré, porque Santiago es Santiago, así de sensillo.