jueves, 5 de febrero de 2015

Cuba de buenos modales (2)

Como les prometí en anterior articulo para, aquí les traigo en exclusiva para Carapachibey una entrevista que me concediera la directora de A.B.M., Ciencia con Arte (Academia de Buenos Modales), la compañera Mercedes Cabrera Betancourt, conocida por todos cariñosamente como Mercy.
Descubriremos sus interioridades, las de un Proyecto con proyecciones mundiales y que muestra desde Cuba las potencialidades del sector privado, conocido como Trabajo por Cuenta Propia.  
¿Profe, cuándo surgió la Academia?
La Academia surge en el mes de octubre de 2009, aunque ya llevaba un año desempeñándome en ello, pero fue en esa fecha que se aprobó el Trabajo por Cuenta Propia.
¿Cómo surgió el proyecto?
Comencé con niños de primaria que tenían dificultad en el aprendizaje por falta de amor en sus hogares, causa conocida debido a que al entrar  a ellos se les hacía un pequeño expediente donde se reflejaba su vida familiar.
Allí se les enseñaba cómo comer, cómo comportarse durante una comida, hábitos alimenticios y otras cosas relacionadas con la higiene y la alimentación, teniendo un impacto positivo e influyendo esto en el mejoramiento de sus resultados académicos.
Es decir, ¿fue un Proyecto Comunitario vinculado siempre a la Gastronomía?
No, fue un proyecto vinculado o creado con vista al mejoramiento humano, eran muy pequeños para enseñarles técnicas relacionadas con la Gastronomía, o sea, quería que ellos mejoraran y por ello es que les enseñaba buenos modales, brindándoles amor.
¿Ya tenía la denominación de Academia?
No, inicialmente se llamó “Escuelita de Mercy”.
Es decir, ¿lleva 5 años con el Proyecto de Academia de Gastronomía?
Si, ya como empresaria de manera independiente.
Hábleme un poco del logotipo de la Academia.
El logotipo tiene tres letras A.B.M., “A”, que significa amor universal, la “B”, las buenas practicas, la buena vibra y la “M”, la mente universal, los modales, el movimiento.
¿Qué títulos acredita a Mercy su formación profesional?
Soy Licenciada en Español-Literatura y Máster en Administración de Empresas Turísticas.
Háblenos de su experiencia en el campo gastronómico.
Bueno, yo me desempeñé como maestra de diferentes disciplinas en la Escuela de Hotelería y Turismo “El Comodoro”.
Ocupé cargos de coordinación en la propia institución.
He sido dirigente a nivel nacional en cuatro oportunidades.
Participé en el Fórum Mundial y tuve un stand en el Palacio de las Convenciones.
Tuve participación en el evento Pedagogía.
El proyecto, ¿es incluyente?
Si, completamente incluyente, no hay distinción de razas, credos religiosos, gustos personales.
¿Por qué solo para mayores de 20 años?
Porque no es factible que los muchachos menores de esa edad abandonen otras instituciones estatales para matricularse en mi Academia.
Los alumnos deben ir a las respectivas enseñanzas según sus edades, prepararse, capacitarse y cuando alcancen la mayoría de edad si lo determinan, continúan su superación con los métodos que decidan, ahí entra a desempeñar su papel la Academia, si ellos desean perfeccionar su técnica en el ámbito gastronómico tienen un lugar para hacerlo aquí, en A.B.M., Ciencia con Arte.
¿Conoce del desarrollo profesional de  estudiantes que hayan  estudiado en esta Academia?
Si como no, tengo estudiantes que están trabajando en el Aeropuerto Internacional “José Martí”, en las Casas de Protocolo, en Firmas extranjeras, Círculos Sociales, en la Casa de la Música, aunque al principio hubo limitaciones en las distintas entidades estatales, puesto que desconocían de la existencia de la Academia y por tanto no reconocían la validez de los títulos que los alumnos presentaban, pero ya nuestro proyecto es reconocido por su alto nivel de profesionalidad que alcanzan tras ser graduados y la cantidad de alumnos graduados desde su apertura.
¿Alguna institución ha querido sumarse para patrocinar la Academia?
He visitado mas de diez instituciones buscando y ofreciendo mi ayuda para interactuar, proponiendo la formación de su personal, pero hasta el momento ninguna me ha dado respuesta para realizar convenios, ni para patrocinar la Academia.
Es interesante ver como los profesionales del exterior reconocen la utilidad de esta experiencia cubana y que muchos de mis coterráneos no se sientan enamorados de este proyecto tan útil y beneficioso para la formación social-profesional de nuestros jóvenes.
Como expresó el teólogo brasileño Frei Beto:
“Hay que dejar el pesimismo para días mejores.”
Así que vamos a ser optimistas y anunciar que nuevas, renovadas y beneficiosas cosas vendrán para este proyecto y espero que conquiste los corazones de aquellos que luego que lo conozcan, puedan contribuir junto a nosotros al mejoramiento humano.
Como Academia, ¿está amparada legalmente por los órganos estatales pertinentes?
Bueno cuando salió la ley del Trabajo por Cuenta Propia yo busque y me documenté acerca de la modalidad que se ajustaba a lo que yo hacía y se encontraba en la categoría “Profesora de Música y otras artes”.
Entonces fui a la O.N.A.T., (Oficina Nacional de Administración Tributaria), y les presente mi proyecto y así lo patenté.
Después que  presenté mi expediente pagué todos los servicios de búsqueda y demás en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial donde después de un tiempo me dieron el examen conclusivo de la marca que nadie en el mundo hacia o estaba realizando un trabajo como el que hacemos con este proyecto.
Es por eso que  A.B.M. Ciencia con Arte está Certificado en el Registro de Marcas y Patentes Internacional.
Además tengo cinco servicios de la Clasificación, pudiendo incluso vender libros, brindar servicios educacionales, impartir conferencias, dar terapias, etc.
¿Es la única que tiene este tipo de proyecto en Cuba?
En Cuba y en el mundo.
Yo tengo alumnos que vienen del interior del país, a raíz de las entrevistas dadas a los medios de comunicación como el periódico Juventud Rebelde y el Canal Habana.
Usted tiene pensado cambiar el nombre de la empresa, ¿cómo quedaría?
Como está inscrita, A.B.M., Ciencia con Arte, pero con un enfoque distinto “Más que un negocio con éxito, somos una empresa espiritual, concebida para personas creativas”, donde el alumno que quiera formar parte de la Academia, en el futuro tendrá las herramientas necesarias para emprender su negocio.
¿Tiene pensado presentar este proyecto a nivel internacional?
El proyecto fue presentado ante la Oficina Regional de la UNESCO, donde fue sugerido como una “Proyecto Educativo para el Desarrollo Sostenible”.
Estoy a la espera de la aprobación por parte de la UNESCO.
Un mensaje para el mundo a través de Carapachibey.
Que nos unamos en amor, que la paz esté junto a nosotros, ya que cuando las personas de buena voluntad se unen se pueden lograr grandes cosas. Como yo les digo a mis alumnos: “Una sola estrella no hace constelación”, que hay que unirse.
Yo no me considero una estrella, pero sí trato que mi pequeña luz llegue a cada una de las personas para que sean cada vez mejores.
Leyva:
Quisiera concluir esta entrevista con un pensamiento del Apóstol y Héroe Nacional de Cuba José Martí el cual expresó:
“Puesto que a vivir viene el hombre, la educación debe prepararlo para vivir”.
Considero que si una escuela en Cuba o un proyecto de educación formadora como el que vemos aquí cumple y mantiene latente ese legado martiano, entonces está preparando a hombres y mujeres para vivir, eso es A.B.M.Ciencia con Arte.

 
 Galería de fotos donde vemos a la profe Mercy en la noble y hermosa tarea y vocación profesional con un grupo de alumnos de su ya prestigiosa Academia, además les muestro uno de los certificados que acredita a los graduados de A.B.M. Ciencia con Arte