sábado, 7 de febrero de 2015

Esta es Cuba, esta es su gente (5)

Hasta los años noventa del pasado siglo estaba “prohibido” en el vestuario del cubano exhibir la bandera “yanqui”.
De hace un tiempo para acá es común e imagino que ahora, con el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América, la “moda” se generalice
 
 Recorro a diario La Habana, capital cubana, donde no todo es belleza y armonía.

En esta serie de Carapachibey ofreciendo también esos detalles que caracterizan al cubano, sus hábitos, los que afean la ciudad o sencillamente nos hacen seres motivadores de la polémica social.
 

Añejas construcciones necesitadas de una urgente reparación y también la mano inescrupulosa del cubano que no cuida la ciudad, la casa grande de todos
 

Es habitual no solo ver los teléfonos públicos rotos sino también la suciedad en las paredes de la capital cubana
 Triste imagen recurrente en las calles habaneras. 
Personas víctimas del abandono familiar.

Por suerte veo a diario una guagua encargada de recogerlas para ser internadas en centros de atención donde se les brinda ropa y comida 
 
 La lucha diaria del sustento en cada casa
 

Reparación de las esculturas en la populosa Calle G, también victimas del maltrato ciudadano
 
 
 
 

 
El transporte de pasajeros continua siendo uno de los graves problemas diarios del cubano “de a pie”, como popularmente se le conoce
 
 
 

En La Habana Colonial una original modalidad artística se adueña de sus calles tras el rostro del cubano

Las intensas lluvias en ocasiones inundan importantes zonas de la capital cubana
 Cartel promocional de uno de los tantos artistas cubanos que decidieron abandonar su país, manifestar sus opiniones en contra de la sociedad y ahora regresan a ofrecer su arte