jueves, 5 de marzo de 2015

En la Isla, mi viejo barrio

Entre los miles lectores que acuden a Carapachibey tengo el inmenso placer de tener algunos amigos de mi infancia, esos que a diario me motivan desde la distancia y el tiempo a mostrarles el mundo a través de las imágenes, esas que valen mucho más que mil palabras.
Aquí les regalo una galería de fotos captadas en mi viejo barrio de Sierra Caballos, donde nací y me crié hasta los 12 años de edad.
A mi mente viene ahora la presa Capote, uno de los espejos de agua de mi terruño pinero, sitio donde aprendí a nadar y del cual guardo gratos recuerdos; el potrero frente a las Diez casitas, lugar de los encuentros de pelota entre los muchachos de la zona y donde ahora existe un manojo de casas construidas casi una arriba de otra y sin trazos de urbanidad en diseño, ah, y ahí se formó desde niño el popular Alexander Ramos; el huerto escolar donde de estudiante de la primaria íbamos todos los días en la jornada de la tarde para aprender el arte de la agricultura, y hoy también en ese sitio hay un barrio de edificios biplantas; en fin, de mi viejo barrio pudiera estar conversando durante horas y en este artículo solo un sencillo fotorreportaje para complacer a los fieles de ayer y de hoy de mi amada Isla de la Juventud.
 

Nuevas viviendas de mi viejo barrio en el popular Reparto Sierra Caballos
 

 La planta de engrase perteneciente a la Empresa Constructora Integral Número Cuatro, lugar donde cada noche jugábamos a los escondidos

 
La gasolinera que hoy pertenece al Ministerio del Interior
 La vieja casa de mis amigos y vecinos de infancia Daniel y su esposa Marlenis y sus hijos Danielito, Iván, conocido por Pachy y su hermana Ladys.
 

En este lugar estaba mi vieja casa, al lado de aquella casona de madera y con troncos de palmas barrigonas donde vivía mi amiga Raida William –hoy en España-, y entonces con su mamita La China, su papá, Tico, y su hermana Raisa, quien trabaja de barbera en La Pucho de Gerona

Viviendas construidas donde estaba el potrero frente a las Diez casitas, polémico barrio de Sierra Caballos
 

Esta calle conduce al Poligráfico y al fondo se puede apreciar el tanque elevado para agua del mismo
 
 El ir y venir constante del transporte en esa zona

El viejo tanque para agua que abastecía mi barrio, al lado del mismo estaba la casa de Arisleyda y familia

Imponente el tanque de agua del Poligráfico pinero, visto desde mi viejo barrio

La vieja parada que estaba al lado del potrero, área verde donde se jugaba pelota todos los días
 

La Villa de los Constructores, hoy casi en ruinas, y sitio que albergó a miles de trabajadores de las provincias orientales que brindaron su mano amiga al desarrollo urbanístico de mi terruño

Esta mata de mangos era del patio de la vieja casa de mi abuelita Josefa, y hoy ahí existe un poblado reparto
 
 

Esta es la casa de mi abuelita Josefa Caballero Hernández, que EPD, el apartamento del primer piso, su entrada, el patio donde siempre había algún perro que alimentaba con gran cariño.
Hoy vive ahí mi tío Edelio Leyva 

La casa de Clara y familia, una de las diez casitas del frente de mi barrio

De espaldas, Clara, la cual no se dejó retratar.
Ella me escucha siempre a través de las ondas de Radio Progreso, La emisora de la familia cubana

Este es el tanque de agua que abastecía a la Vaquería No 4 y a la Empresa Pecuaria pinera, también sitio de gratos recuerdos en mi viejo barrio

Una triste imagen se muestra en la foto.
Las ruinas de la Empresa Pecuaria, sitio donde mi madre trabajó durante varios años como auxiliar de limpieza, después de ayudante de cocina y posteriormente de cocinera
Mi padre también fue trabajador de la misma, chofer durante más de 40 años.
Locales frente al Poligráfico, detrás de mi barrio en Sierra Caballos