martes, 10 de marzo de 2015

Isla de la Juventud en fotos (76)

25 de octubre de 2014.
Viajé al poblado pinero de Santa Fe en un “camello”, ese popular transporte que rodó varios años por las calles de La Habana y que fue donado a las provincias.
Quería disfrutar las vistas de mi Isla de la Juventud por el trayecto de la ruta 36.
Y aquí les ofrezco imágenes que para muchos tendrán un significado sentimental y espiritual.
Sabemos que en la Isla se construyeron más de 60 escuelas en el campo, dígase ESBEC e IPUEC, las que albergaron a estudiantes del territorio, de La Habana y de las provincias orientales, y también mi terruño acogió a más de 30 mil jóvenes de todos los continentes, fundamentalmente de África.
Recordamos también con gran cariño a los nicas, los árabes, los coreanos…
La mayoría de esos de estudios yacen hoy en ruinas, entre montes de marabú.
Algunos han sido transformados en comunidades agrícolas para dar cobija a familias que perdieron sus casas tras el paso de los huracanes que afectan al territorio.
¿Quién no recuerda esa obligada beca desde el séptimo grado y hasta el pre?
Miles de anécdotas se pudieran contar, cientos de miles, entre campos de toronjas o de naranjas.
La escuela en el campo marcó la historia de varias generaciones de pineros, de cubanos, de muchachos de varias latitudes de este mundo.
Llegaron niños y se fueron hechos profesionales para sus respectivos países.
Hoy las vemos así en esta zona camino a Santa Fe, carentes de agua potable, al parecer por la rotura de la turbina que abastece al inmenso tanque elevado, o quizás por otro motivo desconocido para este bloguero pinero.
Comparto estas imágenes para rescatar la memoria de quienes compartimos en ellas, en las inolvidables escuelas en el campo de la Isla, alegrías y tristezas, el primer amor, las enseñanzas de profesores que dieron lo mejor de ellos para que estemos aquí, formados y educados.
Gracias a todos.