lunes, 18 de abril de 2016

Ocaso de fuego

Captadas el 14 de marzo de 2015 a las siete y treinta minutos con un pequeño móvil sin apenas resolución de pixeles, estas imágenes quedarán para la historia en mi vida.
Desde el frente de Radio Progreso, en una de esas tardes que tuve que cubrir el informativo En vivo y directo, el ocaso se tornaba furioso, con un color fuego intenso.
La vista ante mis ojos era sorprendente.
El Vedado habanero daba la sensación de estar envuelto en el mismísimo infierno.
Nubes furiosas pintaban el cielo y el sol caía tras el horizonte cual despedida de un día menos en nuestras vidas.
Majestuoso ante mí el Hotel Habana Libre.
Ciudad de historias, de libre acceso, de puertas abiertas a miles de guajiros que como yo llegaron de visita y el destino nos ancló en su mar para nunca más regresar.
Desde la popular esquina de Infanta 105, para los seguidores de Carapachibey, dos fotos para su colección.