martes, 6 de junio de 2017

El espejo de mi alma

“La parte más sincera de todos nuestros sentimientos es nuestra alma, que refleja la parte más genuina de nosotros mismos”
Cuando siento que la vida se me va en un instante,
y que todo a mi alrededor se derrumba a gran velocidad,
tu mirada es la que ilumina el camino a seguir,
y tus labios suavizan la pena y el dolor que mi corazón abrigan y que la soledad seduce.
Cuando no hay nadie para estrechar mi mano y las personas que antes me inundaban de amor se vuelven en si mismos y me dan la espalda,
tus consejos son mi estandarte y tus suaves palabras construyen un refugio cálido y resplandeciente para mi alma.
Tus manos se ensanchan en un gesto tierno e inesperado y me robas un abrazo.
Cuando has perdido todas las esperanzas y las alas de tus planes futuros se cansan, entonces tus besos encienden la llama de la certeza.
Es cuando me conduzco a un mundo, donde la fantasía más real coquetea con el optimismo y en un acto apasionado de amor, procrean un hermoso porvenir.
Cuando ya nada tiene sentido y me siento habitando en un profundo abismo de sensibilidad suicida que me embriaga con sus lágrimas y no me deja ver la luz,
tu apoyo es la salida que impide que me hunda y desaparezca mi existencia en la pena más olvidada de las prisiones que el destino reserva para su juicio.
Mientras mi mente comienza  a dilucidar pensamientos que solo profundizan el angosto y cruel camino que pronto  mis huellas harán perpetuas en el tiempo, tus frases de cariño se acuñan muy fuerte en mis entrañas y envuelven en dulzura mi negatividad y florece un rayo de seguridad palpitante.
Qué decirte, te has vuelto más que especial para mí, el dulce antídoto de mi suprema felicidad, te has convertido en el espejo de mi alma, donde me miro y reflejo la persona más amada del mundo y que entre rayos de esperanza y convicción incesante me hace volverme cada día más afortunado.
 Carapachibey y su creador, Ramón Leyva Morales, se honran en esta ocasión con la publicación de una serie dedicada a la poesía, al amor, siempre con imágenes que apoyen visualmente el discurso poético de su autor, el joven Yasmany Sánchez de Bardet.


Un regalo para los seguidores del blog donde la fotografía es la protagonista.
Nota:
Todas las fotos de esta serie ya fueron publicadas en otros artículos de Carapachibey.