viernes, 27 de septiembre de 2013

Finca Museo El Abra, Tesoro de obligada reflexión



   Un reloj lo preside, una ceiba lo protege, es un sitio paradisiaco donde reina la tranquilidad de la naturaleza.

   En las laderas de la Sierra Las Casas, a la finca museo El Abra llegó nuestro Héroe Nacional José Martí, adolescente, con apenas 17 años. 
   Enviado a esta Isla el 13 de octubre de 1870. 
   Dos meses y cinco días duró su confinamiento en la entonces Isla de Pinos, de donde sale desterrado hacia España.
Hoy este lugar de obligada visita, Monumento Nacional, guarda un tesoro de imágenes, documentos y objetos que esperan por usted para que los descubra y enriquezca sus conocimientos.
(Fotorreportaje de Evelio Medina Rodríguez, publicado en el semanario de la Isla de la Juventud, periódico Victoria)