viernes, 9 de junio de 2017

¿Dónde estás tú?

 “No importa que a tu alrededor no haya nadie para darte una mano, busca dentro de ti y te encontrarás con la persona perfecta para ayudarte: tú mismo.”


¿Dónde estás tú cuando la frialdad de la noche nubla mi corazón con diminutos hielos de desencanto?
¿Dónde estás tú cuando en las tardes de primavera mi sonrisa queda traumada por una soledad fatigante de mi pasión apagada?
¿Dónde estás tú cuando la vida se interpone entre nuestro futuro y te haces cómplice fiel del silencio?
¿Dónde estás tú cuando la sensibilidad me secuestra y la frialdad se hace tu aliada más eterna y sincera?
¿Dónde estás tú cuando la tristeza se despliega en nuestra existencia cubriendo de silencio nuestra historia de amor?
¿Dónde estás tú cuando la pasión minúscula de nuestro universo palpitante se nubla de sombras de misterios y desaparece lo que sentimos?
¿Dónde estás tú cuando la monotonía profundiza de manera Escalante nuestra relación y nos volvemos dos desconocidos y comenzamos a jugar en la antesala de la infelicidad?
¿Dónde estás tú cuando el fuego enciende nuestras noches de intensidad  y te inviertes inmaculadamente a otra esfera desconocida de la provocación sensitiva de nuestros seres?
¿Dónde estas tú cuando decido atraparte entre mis brazos y en un acto casi nulo de la duda te escabulles entre destierros de lejanía y te quiebras como una hoja en invierno?
¿Dónde estás tú cuando los deseos de verte pasan de ser una necesidad y se convierten en una tierna obligación de mi alma?
¿Dónde estás tú cuando mis labios quieren en un toque ardiente besar los tuyos y tu interior comienza a vagar por los dulces salones de la amargura?
¿Dónde estás tú cuando los problemas de la vida se alistan en una estratégica batalla contra mis ganas de hacerte feliz?
No sé dónde estás, solamente te pido que te vuelvas más sensible al amor y que no trates de hacer inmóvil ese sentimiento reprimido contra el destino, y que si al menos una parte de ti quiere ser feliz, te entregues con la fuerza más neta de tu corazón y esa parte más notable de tu destino te hagan valorar mucho  más a la persona que amas.
 Carapachibey y su creador, Ramón Leyva Morales, se honran en esta ocasión con la publicación de una serie dedicada a la poesía, al amor, siempre con imágenes que apoyen visualmente el discurso poético de su autor, el joven Yasmany Sánchez de Bardet.

Un regalo para los seguidores del blog donde la fotografía es la protagonista.
Nota:
Todas las fotos de esta serie ya fueron publicadas en otros artículos de Carapachibey.